Ventajas de las viviendas prefabricadas

Las viviendas prefabricadas son construcciones muy comunes en todo el mundo, sin embargo en España, hasta ahora, no ha comenzado su popularización. La connotación negativa que comúnmente se le atribuye al término ‘prefabricado” ha hecho que muchas empresas escojan el término “industrializadas”. Sea cual sea el caso, este tipo de construcciones cuentan con múltiples ventajas frente a las viviendas tradicionales.

 

Es por ello que a continuación explicamos algunas de las ventajas de las viviendas prefabricadas:

Menor tiempo de elaboración

Al ser viviendas construidas completamente o parcialmente en fábrica, se usan técnicas, procesos y procedimientos de elaboración industriales, que hacen que estos procesos sean más eficientes en calidad, tiempo y dinero. Como norma general, las casas prefabricadas se  hacen en menos de la mitad de tiempo que las tradicionales.

 

Por otra parte, el proceso de fabricación de este tipo de inmuebles es inverso al de la obra tradicional en cuanto a las fases y tiempos, ya que cada vivienda se realiza desde dentro hacia fuera, por lo que cada fabricante optimiza su sistema para que cueste el menor tiempo posible y pueda hacerse lo más aceptable para el cliente. El tiempo de entrega suele ser de media unos 9 meses.

Más económicas (lo cual no significa baratas)

A pesar de la caída del precio de la vivienda, una constante desde el año 2007, las viviendas prefabricadas son entre un 20% y un 30% más baratas que los inmuebles procedentes de una obra convencional. Al ser un sistema pensado para optimizar la mano de obra y generar un ahorro de tiempo, las instalaciones prefabricadas son más competitivas y económicas. Esto no significa que su precio sea reducido, una inversión como es una vivienda nunca es baja, pero las ventajas que ofrecen las casas prefabricadas las hacen mucho más atractivas frente a las de construcción tradicional. 

Eficiencia energética

Otra diferenciación positiva de las viviendas prefabricadas es que consumen menos energía que los inmuebles tradicionales. Esto se debe a que las casas prefabricadas llevan incorporados procedimientos de control de calidad muy superiores al de la construcción tradicional de obra in situ. A día de hoy, la mayoría de las viviendas del parque español cuenta con una certificación tipo E o G, lo cual supone un consumo energético mucho mayor, reflejándose en la factura mensual. Por su parte, las viviendas prefabricadas mayoritariamente cuentan con una certificación energética tipo A, reduciendo el consumo y el gasto energético exponencualmente.

ventajas de las viviendas prefabricadas

Respeto por el medioambiente

En paralelo, las viviendas prefabricadas se caracterizan por respetar el medio ambiente, pues los sistemas con los que están elaboradas minimizan los residuos generados en obra y aportan soluciones más innovadoras que los convencionales. Esto se debe a los procedimientos industriales que utilizan las casas prefabricadas en los que la eliminación de residuos está mucho más reglamentada y es mucho más exigente. Se puede afirmar que las viviendas prefabricadas son más sostenibles que las de obra tradicional, por su modo de construcción, aunque las decisiones en materiales y acabados siguen siendo fundamentales.

Inmuebles personalizados

En España, no existe un sistema único de elaboración de casas prefabricadas, por lo que una de las ventajas que este tipo de viviendas ofrece al cliente es su personalización final. En este sentido, la mayor parte de empresas dedicadas a este producto presentan un sistema de fabricación estandarizado que, no obstante, deja libertad al cliente para elegir acabados, formas y materiales.

Sin duda las viviendas prefabricadas o industrializadas suponen un avance al modelo tradicional de construcción, poco a poco su popularización en España avanza, lo cual es positivo tanto para el medioambiente como para los usuarios que disfrutarán de viviendas más respetuosas y más eficientes.